Andradita

Color: Negro, pardo amarillento, gris, rojo o amarillo verdusc
Familia: Silicatos, subgrupo Nesosilicatos
Composición química: Ca3Fe23+(SiO4)3
Sistema cristalino: Cúbico, Isométrico
Dureza: (Escala de Mohs) 6,5 a 7
Peso específico: 3,9
Índice de refracción: 1,89(el mayor entre los granates)
Lustre: Vítreo, adamantino o resinoso
Raya: Blanca


La andradita es un mineral del grupo de los Silicatos, subgrupo Nesosilicatos y dentro de estos es un granate por la típica forma isométrica de sus cristales, con 12 o 24 caras trapezoidales. Es un silicato de hierro y calcio, de color normalmente amarillento con variables tonalidades.
Fue descrito por primera vez en 1868 en Buskerud (Noruega). Se le puso nombre en honor del mineralogista brasileño J.B. de Andrada e Silva.

La andradita posee muchas variedades basadas en el color: la melanita es la variedad negra, demantoide es la variedad verde brillante, topazolita es la variedad amarilla.
A veces se ha tallado la variedad topazolita y el demantoide, siendo muy apreciados para su uso como gema.


Se forma en rocas calizas metamorfizadas por contacto con una cámara magmática o bien en rocas de metamorfismo regional. Es por tanto el mismo ambiente de formación que en el caso del granate de calcio y aluminio, la grosularia. Es típico en estos granates formados por metamorfismo la presencia en sus cristales de impurezas de roca sedimentaria silícea.
En todos los casos, es típico que tenga como minerales asociados a: las micas, clorita, diópsido y serpentina. El demantoide suele encontrarse asociado al amianto.
También puede aparecer en rocas ígneas, como es el caso de la melanita, que aparece en lavas y en sienitas.
Se localiza abundante en Arizona y California (Estados Unidos), montes Urales (Rusia), Italia, Noruega y Alemania.