Fluorita

Composición: Fluoruro de calcio
Dureza: 4
Índice de refracción: 1.43
Dispersión: .007
Densidad: 3.18
Sistema cristalino: Cúbico
Lustre: Vítreo
Fluorescencia: Fuerte, variable
Resistencia: Frágil debido a que es quebradiza
Exfoliación: Fácil en cuatro direcciones

La fluorita, ha sido utilizada en esculturas y objetos decorativos durante cientos de años, pero la disponibilidad de piezas facetadas es un fenómeno relativamente nuevo. No es fácilmente utilizable en joyería debido a que es frágil y quebradiza, es ante todo una joya de coleccionista. Facetar este material constituye un importante desafío, pero las joyas bien cortadas y pulidas pueden ser muy brillantes y atractivas.

Hay depósitos de fluorita en todo el mundo, pero los suministros más importantes  actualmente están en Suiza, EE.UU., Australia, Alemania, México y Namibia. La gama de colores de este mineral es tan amplia como su distribución, que van del violeta, verde, azul, amarillo, naranja, rosa y marrón multicolor con bandas o remolinos de colores contrastantes. Los cristales bien formados son comunes, a veces en cubos perfectos u octaedros, que son buscados con ilusión por los coleccionistas de minerales.

Se debe considerar que para su cuidado las piedras se deben proteger contra los golpes, los cambios bruscos de temperatura y los productos químicos fuertes. Limpiarlas con agua tibia y jabón suave es seguro. Las mejoras conocidas se limitan a la impregnación de plástico o resina para incrementar la estabilidad y son raras en el mercado. Debido a la fácil disponibilidad y bajo costo de los materiales naturales no se comercializan productos sintéticos.

El uso de la fluorita tiene una historia venerable e interesante. Un depósito Ingles de fluorita con bandas púrpura y amarillo llamado "Blue John", fue la fuente del material para innumerables jarrones, baratijas, y sujetalibros durante un período 1500 años de uso. En el siglo 18, la fluorita potenciada se utilizó para tratar los síntomas de la enfermedad renal. Es útil como fundente en la fundición de metal y los primeros estudios científicos sobre los fenómenos físicos de la fluorescencia, fosforescencia y termoluminiscencia se basan en las propiedades de este interesante mineral.