Zafiro amarillo


Color: amarillo
Familia: Corindon
Composición química: aluminium oxide, Al2O3
Sistema cristalino: Trigonal
Dureza: (Escala de Mohs) 9
Peso específico: 4.00 (+ 0.10 - 0.05)
Índice de refracción: 1.770 - 1.762 (+ 0.009 - 0.005)
Birrefringencia: 0.008 to 0.010
Carácter óptico: vitreo
Fractura: Concoidea
Clivaje: Ninguno
Raya: Blanca
Fluorescencia: Naranja-rojo a amarillo naranjada
Pleocroísmo: 2 colores
Tratamiento: Calentamiento, difusión, irradiación.

El zafiro se ha convertido en una de las gemas favoritas en joyería debido a que está disponible en una gran variedad de colores, puede ir de un amarillo limón a un amarillo vívido y saturado,  hasta un anaranjado-amarillo profundo. El zafiro amarillo también tiene un lugar muy especial en la astrología védica, donde pukhraj es una de las 9 gemas sagradas.
El valor y precio del zafiro amarillo  varía dependiendo del tamaño, calidad y  tratamientos de cada gema. Los zafiros amarillos que no han sido calentados, que poseen una buena saturación de color y una claridad excelente son los más valiosos debido a su rareza, especialmente si vienen en grandes tamaños, estos son los más buscados entre los coleccionistas. La mayoría de los zafiros amarillos han sido tratados con calor para mejorar su color y claridad. Además, muchos zafiros amarillos en el mercado han sido tratados con berilo, en un proceso conocido como difusión de berilo o tratamiento enrejado, este procedimiento ayuda a obtener colores amarillo y naranja muy vívidos.
El color es el factor más importante para determinar el valor de un zafiro amarillo. De hecho el color de un zafiro es más importante que su claridad. Los zafiros son raramente limpios, se han visto piezas extremadamente caras que poseen ligeras inclusiones. Diferencias sutiles en el color pueden hacer que el valor de las piedras cambie drásticamente. Las piedras con mayor demanda son aquellas de color amarillo medio o saturado o de un color amarillo ligeramente obscuro; los zafiros amarillos que son muy obscuros o demasiado claros valdrán una cantidad considerablemente menor. 
El nombre zafiro proviene de la palara griega “sapphirus”, que quiere decir “azul”. Sin embargo, el zafiro puede encontrarse en muchos colores, incluyendo el rosa, naranja, verde, negro, púrpura, violeta, azul claro y el Padparadscha (palabra que significa color de loto) que es de color rosa-naranja. Aquellos zafiros  de color amarillo, rosa, azul, verde o naranja son usualmente llamados “zafiros de color natural”. Las tonalidades rojas son el resultado de las trazas de cromo, mientras más concentración de óxidos haya más profundo será el color.
Por décadas, las rocas de lava basáltica, los ríos de arena y la grava de Birmania, Tailandia, Sri Lank, Camboya han sido las mejores fuentes de Zafiros de calidad en el mundo. Otras fuentes de Zafiros sueltos son Australia, Brasil, Kenia, Malawi, Tanzania Zimbabue y Montana.
Sin embargo, hoy podemos encontrar en Madagascar una nueva e importante fuente de zafiros de buena calidad.  Madagascar produce zafiros en todos los colores, incluyendo el azul, amarillo, rosa y verde. La calidad de las mejores piedras de Madagascar es sobresaliente y son reconocidas internacionalmente con el nombre de Zafiros de Ceilan.




Es la gema de Júpiter, es fría y considerada por muchos como promotora de salud y bienestar general. Concede energía, vitalidad y regula el sistema hormonal. Se le considera como la gracia divina que puede cubrir todas nuestras necesidades. Dá méritos religiosos, fé y beneficencia espiritual. Tendencias idealistas. Es particularmente benéfico para incrementar la posibilidad de tener hijos y para las mujeres ayuda a conseguir un buén esposo y lograr una feliz vida matrimonial.
 

Desde el punto de vista físico es el planeta de la salud, felicidad y de la riqueza. Otorga protección, vigor, vitalidad, un sistema inmunológico fuerte y consecuentemente un buen estado de salud. Otro de los aspectos más importantes es que nos dá acceso al conocimiento verdadero, o sea a la sabiduría, en contraposición a la inteligencia la cual es sólo producto de la información y que fomenta Mercurio. Nos vuelve humanitarios, optimistas, con buén juicio, líderes, poderosos y respetados. Mal posicionado en la carta astral nos vuelve suceptibles a enojos, buscadores insaciables de placer, avariciosos, egoistas, pragmáticos, de visión negativa, infelices, indolentes, enfermizos, orgullosos, exhibicionistas, arrogantes, y atrae problemas legales continuos.