Productos asociados

Tratamiento de irradiación

Prácticamente todos los topacios azules vendidos actualmente son producto del tratamiento de irradiación.

El topacio azul es en realidad muy raro en la naturaleza y tiende a un azul muy claro. El hermoso topacio azul que encontramos hoy en día, se produce al someter el topacio claro a grandes dosis de electrones de un acelerador lineal o mediante la exposición a neutrones de un reactor nuclear.

El color del topacio se produce por defectos en la estructura cristalina y no de los elementos químicos en la piedra. Así que la exposición del topacio a la radiación induce cambios de color, al modificar la manera en que la estructura cristalina absorbe las frecuencias de luz.

Dependiendo de la duración, el tipo de radiación y del tipo de proceso de calentamiento utilizado después, los resultados varían del azul cielo, al azul Suiza y azul Londres. Otras ligeras variaciones de color se han producido y han emitido sus propios nombres comerciales como "azul eléctrico" y "azul neón". El azul Londres es el tipo más escaso y caro porque requiere de la exposición de neutrones (el proceso más caro), y el mayor tiempo de aislamiento.

Aunque la irradiación de las piedras preciosas puede dejar cierta radioactividad residual, su duración es relativamente corta. Las agencias gubernamentales en los EE.UU., y otras naciones que irradian gemas, tienen regulaciones estrictas para el aislamiento y  prueba de gemas irradiadas para asegurar que no se encuentren a disposición del público hasta que sean seguras de manejar y usar.