Ojo de gato

Los reflejos tornasolados o sedosos que aparecen en la superficie de una gema reciben el nombre de chatoyance. Este efecto es creado por las fibras de inclusión que reflejan  la luz. Cuando estas inclusiones están paralelas una de la otra y se presentan en cantidad y calidad suficientes y cuando la gema es cortada para alinearlas apropiadamente, entonces se forma un solo reflejo centrado en el cabujón, a esto se le conoce como ojo de gato. Muchas especies tienen variedades ojo de gato, por ejemplo la apatita, actinolita, el berilo, crisoberilo, kornerupina, turmalina, cuarzo, silimanita, la piedra de luna, el ópalo y el circón.

CrisoberiloUn efecto relacionado es el asterismo o efecto de estrellas, este se crea cuando las fibras paralelas se encuentran en diferentes planos del cristal y es realmente un caso de 2 o 3  ojos de gato visibles al mismo tiempo. Cuanto más finas y mejor alineadas las fibras, más fuerte será el efecto de ojo de gato. La forma de las piedras ojo de gato es casi siempre redonda u ovalada y los cabujones se cortan generalmente con una cúpula alta. Todos los demás factores permanecen iguales, mientras más alta sea la cúpula, más fuerte es el ojo.

El nombre “ojo de gato" hace referencia al ojo de gato de crisoberilo, en este caso no se utilizan modificadores al nombrarlo. Tanto el color oscuro "miel" como el claro "limón" son muy populares en Oriente. Todos los demás tipos se denominan de acuerdo a las variedades, por ejemplo: turmalina ojo de gato, escapolita ojo de gato, etc.

La luz del sol o la de cualquier otra fuente de luz clara produce el mejor efecto, aunque los nuevos propietarios se decepcionan en ocasiones de que el ojo de gato no pueda verse claramente en una habitación con poca luz o luz difusa como las lámparas fluorescentes. Un comprador experimentado utilizara una linterna para Turmalinacomprobar la agudeza del ojo.

Algunas piedras muestran un efecto muy deseable conocido como "leche y miel", donde el ojo de gato iluminado desde un lado se divide en una mitad clara y otra oscura. También se puede ver ocasionalmente un efecto de "apertura y cierre"   en donde las fuentes de luz se mantienen por encima y luego se apartan, haciendo que el ojo se divida en dos líneas que siguen a las fuentes de luz.

La gran mayoría de las gemas ojo de gato presentan fondos desiguales, pero esto no es signo de un trabajo al azar o habilidades lapidarias deficientes. Los especialistas en corte de estas gemas son grandes maestros en el revelado y centrado de un ojo,  el cual frecuentemente necesita dichas irregularidades. Se debe tener mucho cuidado al colocar estas piedras, ya que se debe proporcionar una nivelación y acojinamiento adecuado.
Silimanita