Productos asociados

Ágata


Familia: Calcedonia
Color: Múltiples colores
Estructura cristalina:Hexagonal
Composición: Oxido de silicio
Dureza: 7
Refracción: 1.53-1.54
Densidad: 2.58-2.64
Raya: Blanca
Fractura: Concoidea
Pleocroísmo: Ninguno
                              

El nombre de ágata viene de una palabra griega que designa al río "Achates" en Sicilia, donde este material fue encontrado en grandes cantidades en aquella época. El ágata es una variedad fibrosa de grano fino de calcedonia (cuarzo microcristalino) y tiene muy distintos apariencias que van desde transparente a opaca. La definición ágata se refiere solamente a la calcedonia translúcida cuyo color está distribuido en bandas o en capas.

El ágata se forma gracias a la circulación del agua subterránea próxima a una saturación de silicio, llenando así la cavidad de una roca o disolviendo algún material preexistente como huesos o conchas. Como consecuencia de esto, el ágata se encuentra frecuentemente en forma de nódulos redondeados con bandas concéntricas como las del tronco de un árbol. Estas bandas se asemejan a veces a unos ojos, o incluso a paisajes con árboles y ramas. Esta última variedad es llamada "ágata musgosa" o "ágata paisaje".

El ágata se forma de una manera única y muchos fósiles son en la actualidad material "agatizado" que ha sustituido a la sustancia orgánica original. La madera petrificada, por ejemplo, es madera fosilizada en la que la materia orgánica ha sido sustituida por ágata.

Las principales condiciones necesarias para la formación de ágata son la presencia de sílice de cenizas volcánicas desvitrificadas, agua de lluvia o de fuentes terrestres, manganeso, hierro y otros óxidos minerales que forman bandas e inclusiones.

El ágata fue uno de los primeros materiales conocidos por el hombre, mas de 15 000 años.
 

Los persas, los árabes y otros pueblos de Oriente utilizaban el ágata, principalmente como sortijas de sellos, sobre las cuales estaba grabado un versículo del Corán, el nombre de su propietario o algún símbolo o fórmula mágica que protegía a su portador de una gran cantidad de males.

La famosa colección de Mitrídates, rey de Ponto cuenta acumulada de 2000 a 4000 copas, muestra a qué grado este mineral era apreciado. Las copas de ágata fueron también muy comunes durante la época bizantina.

La minería de ágata en el valle del Río Nahe en Alemania que fue ya documentada en 1497 dio ocasión al centro de talladores de Idar-Oberstein, Alemania. Al principio, el río fue usado para impulsar las ruedas de molienda. Cuando el depósito de ágata Nahe fue agotado en el  siglo XIX, los cortadores de Idar comenzaron a desarrollar los depósitos de ágata de Brasil, que también provocó la exploración y el descubrimiento de los depósitos ricos de Brasil de amatista, citrino, turmalina, topacio, y otras gemas.

El ágata, que según los antiguos tenía el poder de hacer invisible a su portador, ha sido admirada por la humanidad desde hace miles de años. Su belleza y resistencia han llevado al hombre a destinarla tanto a usos prácticos como ornamentales.

Uno de los usos más extravagantes consiste en atar un ágata en cada cuerno de los bueyes para asegurarse una buena cosecha. El peligro que conlleva es que las bestias de carga provistas de ágatas podrían hacerse invisibles y un poco difíciles de encontrar.

En 1709 un sacerdote brasileño pensaba utilizar ágatas como dispositivos antigravedad en una aeronave que había diseñado.

Como comprar y escoger:
Como existen muchas variedades de ágata, determinar su valor es en gran parte tarea del comprador. La mayoría de las ágatas están en la gama de precios bajos pero algunas piedras con dibujos, así como algunos grabados y piezas únicas pueden venderse a precios más altos. La popularidad del ágata fuego ha aumentado en estos últimos años, así como su precio.      

Modo de yacimiento:
Brasil, Uruguay, India, China, Madagascar, México y Estados Unidos.
Ágata musgosa  se encuentra en India, China y Estados Unidos.
las madera agatizados mas famosas se están en el bosque petrificado, Arizona (EE.UU.).